El nuevo sistema de navegación europeo GALILEO

Desde la creación de la Unión Europa hemos visto muchas veces cómo todos los países que conforman la eurozona se han unido para potencias su virtudes y esconder sus defectos. En este caso, se cumple esa máxima de que los resultados se multiplican exponencialmente si todos los integrantes del equipo actúan como si fueran uno solo. Política, economía, derechos sociales… Muchos son los campos en los que lo hemos visto. Pero si hay un punto en el que todos los países de la Unión Europea han puesto su grano de arena para crear algo grande es en el nuevo sistema de navegación europeo Galileo.

El Galileo es un sistema de navegación orientado por satélite que ha sido creado por la Unión Europea con ayuda de la Estación Espacial Europea. El principal motivo por el que se creó este sistema de navegación por satélite fue para dotar a Europa de la autonomía que merece un continente tan fuerte como éste, ya que así deja de depender del GPS estadounidense y del GLONASS ruso.

Una de las principales diferencias entre el Galileo y los otros dos sistemas de navegación (GPS y GLONASS) es que el europeo se utilizará totalmente para fines civiles, mientras que los otros dos también se utilizan para fines militares.

Lo que podría suponer un punto insalvable a la hora de plantear estrategias conjuntas, no es más que un mero formalismo. En la práctica, el sistema de navegación Galileo y el GPS son totalmente compatibles. Sin ir más lejos, hace unos meses que los responsables de ambos proyectos decidieron emprender una aventura conjunta para mejorar la experiencia del usuario. Este proyecto está amparado por el marco de la Estación Espacial Internacional (EEI), cuyo fin no es otro que el de conseguir que un mismo dispositivo reciba dos señales diferentes de satélites para mejorar la ubicación.

En la actualidad, el sistema de navegación Galileo cuenta con 18 satélites orbitando alrededor de la tierra y se estima que la cifra podría llegar a 24 en 2020. De esta forma, se estima que a partir de entonces podrá estar en igualdad de condiciones frente a los gigantes de USA y Rusia. Mientras tanto, Europa sigue con su ruta marcada, trabajando a pasos forzados, hasta lograr su objetivo: un sistema de navegación totalmente independiente.

La importancia de tener un sistema de navegación independiente es que permite mejorar la navegación por satélite y hacerla mucho más precisa. Es decir, un sistema de navegación por satélite independiente te permite poder predecir mejor la meteorología, te da la posibilidad de observar el cambio climático desde un punto de vista más certera y mejora el transporte automatizado y las rutas marítimas.

En definitiva, el sistema de navegación Galileo ya está aquí y ha venido para quedarse. Ahora solo necesita un poco más de tiempo para ir adaptándose y llegar al nivel de los otros dos grandes sistemas de navegación por satélite.

El increible sistema de orientación GPS de las hormigas que no podrás creer

Algunas especies que habitan en nuestro planete no dejan de sorprendernos a medida que vamos conociendo cosas sobre ellas. Así, según un estudio llevado a cabo por la revista estadounidense Current Biology las hormigas poseen un increible sistema de orientación similar a los GPS que conocemos que les permite orientarse en cualquier circunstancia incluso pudiendo ir marcha atrás sin encontraran obstáculos en sus tareas por ejemplo en el transporte de comida hacia el hormiguero.

En el estudio queda comprobado que las hormigas, posiblemente graciás a sus antenas y a su poder cerebral, son capaces de orientarse, analizar su entorno y que caminan marcha atrás llegando en muchas ocasiones a detenerse y mirar a su alrededor para mapear el entorno en función del sol. No olvidemos que “el cerebro de las hormigas es inferior a la cabeza de un afiler pero sin embargo son capaces de navegar en condiciones muy desfavorables” explica la profesora Barbara Webb de la universidad de Edimburgo y experta en la etimologia de estos animales.

Se presenta pues como algo clave continuar estudiando el cerebro de estos animales para construir sistemas robóticos que simulen sus actividades cerebrales y drones que puedan realizar diversas tareas de nanotecnologia.

“Estaba tan enganchada al sexo que llegué a perder el rumbo de mi vida”

Perdida y sin rumbo, totalmente descorcentada y con un unico objetivo diario en su vida: practicar sexo y cuanto mas mejor. Asi es como se sentia la anónima protagonista de nuestro artículo de hoy. La llamaremos Marta unicamente para ilustrar al lector. Marta es una mujer de negocios de relativo éxito, casada, con dos hijos y residente en Madrid. Aburrida de la monotonia en su vida matrimonial en la que practicamente unicamente quedaba el amor y el cariño de tantos años juntos con esa persona (que no es poco, dicho sea de paso) un dia no puede evitar caer en la tentación y hacer realidad lo que hasta ese momento eran meras fantasias en su mente.

Consumidora habitual de porno en internet, Marta comenzó a frecuentar ciertas webs de contactos para tener aventuras discretas en su ciudad. “Mis primeras experiencias con internet se basaban en mera curiosidad, me gustaba mirar porno gratis diario desde mi móvil y masturbarme con los videos que veia. Me calmaban mis tentaciones y hacia mucho mas llevadero mi dia a dia”, nos cuenta Marta. De estos primeros escarceos en la red fue pasando rápidamente a contactar con hombres anónimos con los que llegaba incluso a tener relaciones cibernéticas de sumisión, masturbarse juntos mirando videos e incluso con videochat por skype y otras herramientas de comunicación.

“Sin embargo poco a poco notaba que necesitaba mas. Hasta que comencé a plantearme el quedar en persona con alguno de mis contactos y hacer en persona todas las cosas que tanto me excitaban en internet”. Cuando Marta se quiso dar cuenta estaba en una espiral de sexo sin limites en la que se veia cada mes con mas de 5 o 6 hombres diferentes para practicar toda clase de perversiones sexuales. “No tarde en darme cuenta de que en realidad podia ser ninfómana pero lo que mas me preocupaba es que nunca habia necesitado esta necesidad por el sexo con mi marido”.

“Cuando me quise dar cuenta estaba totalmente enganchada al sexo, descuidando mi trabajo, a mis hijos, a mi marido y a todo mi entorno. Sin freno. Hacia cosas increibles, de pelicula, para cuadrar las citas y atender a los deseos y órdenes de mis amantes. Habia perdido el rumbo por completo”. Gracias a la ayuda psicológica Marta pudo superar su adicción al sexo pero tuvo que pagar un precio que en ocasiones es bastante común en este tipo de casos: la pérdida de su pareja.  “Mi marido acabó pillándome y ahi fué cuando abrí los ojos y decidí buscar ayuda psicológica para enderezar mi vida”.

Y es que el sexo puede ser muy placentero y divertido pero caer en un consumo excesivo y obsesivo de xxx pornogratisdiario.com/xxx/ de calidad en internet tiene unos riesgos psicosomáticos muy peligrosos. Es fundamental buscar ayuda para aprender a mirar la vida desde otro punto de vista y comprender las verdaderas prioridades que nos hacen felices. No dudes en buscar ayuda si conoces a alguien con estos problemas.